¿Cuándo prescriben las deudas?

En la actualidad, muchos consumidores se encuentran en situación de endeudamiento, ya sea por préstamos personales, tarjetas de crédito, hipotecas, deudas con hacienda o con la seguridad social.

La prescripción de las deudas en España es un tema complejo, ya que el período puede variar en función del tipo de deuda y de las circunstancias de cada caso.

¿Qué es la prescripción de deudas?

La prescripción de deudas es un plazo máximo que tiene el acreedor (quien te prestó dinero) para reclamarte el pago de una deuda. Si este plazo se agota sin que el acreedor haya reclamado el pago, la deuda prescribe, lo que significa que ya no estás obligado a pagarla.
Es importante estar informado sobre el tiempo que tiene el acreedor para reclamar el pago de la deuda y tomar medidas para abordar la situación de la deuda lo antes posible.

deudas

¿Cuándo prescriben las deudas con los bancos en España?

Las deudas con las entidades bancarias en España varían en función del tipo de producto.

Existen circunstancias que, aunque no sean habituales, pueden hacer que los consumidores no puedan cumplir con sus obligaciones financieras y de pago a los bancos. En estos casos, el consumidor puede encontrar dificultades para afrontar el pago de sus deudas, lo que puede generar un incremento en el importe total de la deuda y, en última instancia, llevar a un impago total.

A continuación te mostramos cuando prescriben las deudas bancarias:

    • Las deudas hipotecarias prescriben pasados los 20 años desde la fecha de vencimiento siempre y cuando la entidad financiera no haya iniciado ninguna acción judicial o extrajudicial para reclamar el pago de la deuda durante el tiempo establecido por la ley y que el deudor no reconozca o acepte que la deuda sigue pendiente de pago en ese periodo de tiempo.
    • Las deudas por préstamos personales prescriben a los 5 años. Si no se ha reclamado durante este periodo de tiempo ya no hay que pagarla al banco, a la empresa de recobro o al fondo buitre al que haya sido cedida.
      Las deudas anteriores al año 2015 tienen un plazo de prescripción de 15 años.
deudas

En caso de que el acreedor no haya reclamado la deuda contactando con el deudor por correo o a través de un requerimiento, el consumidor no esta obligado a pagar sin esta notificación.

La prescripción de la deuda se interrumpe cada vez que el acreedor solicita el pago de la misma. Esto significa que es poco probable que el acreedor olvide reclamar el pago de la deuda durante todo el periodo en el que esta podría prescribir.

Por lo tanto, es importante tomar medidas para abordar la situación de la deuda lo antes posible.
Si te reclaman la deuda, se interrumpe el plazo de prescripción.

deudas

Mi deuda no prescribe, ¿Qué puedo hacer?

Si tienes una deuda pendiente y tu entidad bancaria te reclama constantemente el pago, lo mejor es que contactes cuanto antes con un abogado experto en derecho bancario.

Este profesional será el encargado de evaluar tus opciones y tomar decisiones informadas sobre cómo abordarla situación de manera efectiva.

Contactará con la entidad financiera para negociar la deuda y buscar un acuerdo extrajudicial que te beneficie. Normalmente va a conseguir la reducción del importe de la deuda y que mejoren las condiciones de devolución del importe que te reclaman.

Si el abogado logra un acuerdo con la entidad, podrás evitar una posible demanda judicial y pagar la deuda de forma más manejable y cómoda para ti.

En Economía Zero nos preocupamos por tus derechos como consumidor, por eso en caso de que tus deudas sean de una tarjeta de crédito de tipo revolving o de préstamos rápidos con falta de transparencia en la contratación o con intereses de usura, las reclamaremos judicialmente para cancelarlas y que te devuelvan el dinero que has pagado de más.

Cuéntanos tu situación para que podamos realizar un estudio de viabilidad gratuito.

Hemos recuperado un total de:

26.185.612 €
Entradas relaccionadas