¿Qué hacer cuando sufres acoso laboral?

mobbing

¿Qué hacer cuando sufres hostigamiento laboral?

El buen funcionamiento de una empresa depende en gran medida de la convivencia armoniosa en el entorno laboral. No obstante, hay momentos en los que surgen conflictos que convierten el trabajo en una situación complicada.

Cuando el acoso laboral está presente, la salud mental y emocional del trabajador se ve afectada, repercutiendo negativamente en su desempeño y bienestar en el trabajo.

En este artículo, exploraremos las características del acoso laboral, las consecuencias del mobbing y ofreceremos orientación sobre las acciones que pueden tomar aquellos que se encuentran en esta difícil situación.

Si sufres acoso laboral ponte en contacto con un abogado especializado

¿Qué es el hostigamiento laboral?

El hostigamiento laboral, también conocido como acoso laboral o mobbing es un tipo de violencia psicológica que se produce en el lugar de trabajo.

Se trata de una conducta negativa que consiste en agredir, hostigar o menospreciar a un empleado por parte de otros compañeros de trabajo, jefes o subalternos.

Se puede manifestar de diversas maneras y no solo a través de medios verbales, sino que también se pueden dar a través de mensajes, llamadas, conductas, etc.

Ejemplos de Acoso Laboral de compañeros

A continuación te mostramos algunos señales de acoso laboral:

    • Insultar, burlarse, ridiculizar o menospreciar a la persona afectada.
    • Difundir rumores falsos o comentarios malintencionados sobre la víctima.
    • Excluir, ignorar, aislar o excluir a la víctima de las actividades, reuniones o comunicaciones del grupo de trabajo.
    • Criticar constantemente, descalificar o desvalorizar el trabajo o las capacidades de la víctima.
    • Impedir, dificultar o sabotear el acceso de la víctima a los recursos, la información o las oportunidades necesarias para realizar su trabajo.
    • Imponer a la víctima cargas de trabajo excesivas, plazos imposibles o tareas inútiles o absurdas.
    • Amenazar, intimidar, coaccionar o chantajear a la víctima con consecuencias negativas para su trabajo o su carrera si no accede a determinadas exigencias o condiciones.

Tipos de hostigamiento laboral

En el ámbito laboral, existen diferentes formas de acoso que pueden afectar a los trabajadores.

Estas son algunas de las más comunes según la posición jerárquica:

    • Acoso Horizontal : se produce entre compañeros que tienen posiciones similiares
    • Acoso Vertical o mobbing ascendente: cuando la persona que acosa es el superior y el acosado tiene una categoría inferior.
    • Acoso vertical o mobbing descendente: cuando el acosador es un subordinado o tiene una jerarquía inferior a la víctima, es decir acoso laboral del jefe hacia el empleado.

Los tipos de acoso laboral según el objetivo son los siguientes:

    • Acoso estratégico: consiste en crear un ambiente hostil para presionar a la víctima con la finalidad de que renuncie a su trabajo sin recibir una indemnización por despido injustificado.
    • Acoso disciplinario: se trata de castigar o sancionar a los trabajadores que no se sometan a los deseos del acosador. Busca generar temor en la víctima y en sus colegas.
    • Acoso de gestión u organizativo: se basa en imponer condiciones de trabajo abusivas con el fin de incrementar el rendimiento de los trabajadores.
    • Acoso laboral ‘perverso’: no tiene un propósito laboral específico. Es el acoso que realizan personas malintencionadas y nocivas que quieren ascender en la empresa perjudicando a sus compañeros de trabajo.

Las empresas tiene obligación por ley de contar con un protocolo para prevenir el acoso

¿Se puede demandar por hostigamiento laboral?

Si. Si sufres situaciones de acoso laboral y la empresa no toma medidas al respecto o consideras que no son adecuadas , puedes denunciar en el juzgado para reclamar una indemnización por daños y perjuicios.

Según el Art. 50 del Estatuto de los Trabajadores, la persona que padece acoso laboral puede pedir la resolución judicial de su contrato de trabajo.

Esta medida implica la finalización de las relaciones laborales, con derecho a percibir una indemnización equivalente a la del despido improcedente, y acceso a la prestación por desempleo.

Además, existen agravantes del acoso laboral: por razones de género, por vulnerabilidad de la víctima, por utilización de medios tecnológicos y por abuso de la superioridad jerárquica.

Carácter objetivable del acoso laboral

Para que se considere que existe acoso laboral, los hechos tienen que ser comprobables y justificables, no solo por lo que siente o piensa la persona perjudicada, sino también porque tienen que existir pruebas que respalden los hechos sucedidos.

El acoso laboral no se basa en impresiones o emociones, sino en acciones que atentan contra los derechos esenciales de los trabajadores y que pueden provocar perjuicios psicológicos, físicos o sociales.

Por eso, es muy importante que las víctimas de acoso laboral puedan presentar pruebas de las situaciones de acoso que han sufrido, como declaraciones, grabaciones, correos electrónicos, informes médicos, etc. De esta forma, se podrá evaluar la intensidad y la frecuencia del acoso, así como las repercusiones que ha tenido para la salud y el desempeño laboral de la víctima.

Conflicto laboral vs actos de hostilidad

Para que se considere que existe acoso en el lugar de trabajo, los hechos que lo configuran deben ser comprobables y justificables, no solo por lo que siente o piensa la víctima, sino también por la presencia de signos o evidencias que los respalden.

El acoso laboral entre compañeros no se basa en impresiones o emociones, sino en acciones que atentan contra los derechos esenciales de los trabajadores y que pueden provocar perjuicios psicológicos, físicos o sociales.

Por eso, es fundamental que las víctimas de acoso laboral puedan presentar pruebas de las situaciones de acoso que padecen, como declaraciones, grabaciones, correos electrónicos, informes médicos, etc. De esta forma, se podrá evaluar la intensidad y la frecuencia del acoso, así como las repercusiones que ha tenido para la salud y el desempeño laboral de la víctima.

Consecuencias Legales del Acoso

Según el artículo 173 del Código Penal español, el acoso laboral es un delito que se castiga con pena de cárcel y multa. La pena de prisión de mobbing puede ser de seis meses a dos años y la multa de seis a 24 meses.

La situación de acoso laboral también puede tener consecuencias civiles. La persona acosada puede pedir una indemnización por los daños y perjuicios que le haya causado el acoso laboral.

¿Puedo denunciar acoso laboral sin pruebas?

Si eres la persona trabajadora afectada por mobbing es posible que puedas denunciar pero sin elementos que respalden la denuncia puede ser complicado demostrar el acoso.

Para hacer una denuncia de acoso laboral, es conveniente que el trabajador o la trabajadora que sufre esta situación tenga pruebas que la respalden, como emails, SMS, audios, etc.

Igualmente tener informes médicos como pruebas psicológicas que verifiquen que sufres situaciones de ansiedad o trastornos derivados del acoso, puede servir como evidencia.

No obstante, si no hay pruebas, también se puede denunciar y dar información de lo ocurrido. Es importante que haya personas que puedan corroborar la denuncia.

La ausencia de pruebas puede complicar el proceso de investigación y la solución del problema.

Envíanos un WhatsApp

Desde la creación de Economiazero.com en el año 2013, hemos representado a miles de clientes y les hemos recuperado millones de euros.

Hoy en día, disponemos de una amplia red de abogados especializados que cubre todo el territorio nacional.

987 025 011

Plaza de Santo Domingo nº 4 - León - España

Hemos recuperado un total de:

26.167.101 €
Entradas relaccionadas